Cat | Esp | Eng
Pere Renom

«No te dimos un lugar fijo, ni faz propia, ni un oficio peculiar, Oh Adán!, porque el lugar, la imagen y los empleos que desees para ti, estos los tengas y poseas por tu propia decisión y elección […] Ni celeste, ni terrestre te hicimos, ni mortal ni inmortal, para que tú mismo como modelador y escultor propio, más a tu gusto y honra te forjes la forma que prefieras para ti.»

Giovanni Pico della Mirandola - De la Dignitat de l'home

Gravedad, una cuestión de peso

publicado el 4 04 2017

Viajaremos a Bremen, en Alemania, donde hay una de las torres de caída más altas del mundo (ZARM), capaz de generar condiciones de microgravedad de casi 10 segundos, y la Agencia Espacial Europea (ESA) utiliza para ensayar tecnología espacial. Mediremos las diferencias de gravedad entre el nivel del mar en Blanes (Girona), y la cima del Turó de l’Home, en el Montseny. Entenderemos qué son las ondas gravitacionales, predichas por Einstein en 1915, y descubiertas exactamente un siglo más tarde el LIGO, acrónimo en inglés de Observatorio de Ondas Gravitacionales por Interferometría Láser (EEUU). Y veremos como el Instituto de Estudios Espaciales de Catalunya (IEEC) participa en un nuevo experimento para detectar ondas gravitacionales en el espacio, que nos permitirá «oir» el origen del Universo.
Intervienen Gilberto Grassi de la Universidad de Padua, Thorben Könemann del ZARM Drop Tower Opertion and Service Company, Albert Casas, geólogo de la Facultad de Ciencias de la Tierra (UB), y Carlos F. Sopuerta del Instituto de Ciencias del Espacio (IEEC-CSIC).