Cat | Esp | Eng
Pere Renom

«No te dimos un lugar fijo, ni faz propia, ni un oficio peculiar, Oh Adán!, porque el lugar, la imagen y los empleos que desees para ti, estos los tengas y poseas por tu propia decisión y elección […] Ni celeste, ni terrestre te hicimos, ni mortal ni inmortal, para que tú mismo como modelador y escultor propio, más a tu gusto y honra te forjes la forma que prefieras para ti.»

Giovanni Pico della Mirandola - De la Dignitat de l'home

La herencia: de padres a hijos

publicado el 28 03 2007

Iremos a la Feria Internacional de Aves de Valls, donde veremos cientos de razas de palomas diferentes. Sabremos cómo las obtienen los criadores. Entenderemos qué es la recombinación genética, las leyes de la herencia y las mutaciones. Y finalmente veremos cómo se integra todo este conocimiento para reconstruir el árbol genealógico de la humanidad.
La herencia es lo que nos transmiten nuestros progenitores: dinero , propiedades, deudas… y todos nuestros caracteres biológicos. El conjunto de todos estos caracteres constituye un individuo único e irrepetible, y la información para «construirlo» se hereda de un óvulo y un espermatozoide unidos en la fecundación. Sorprendentemente, una persona no produce dos espermatozoides o dos óvulos iguales a lo largo de toda su vida. Durante la formación de las células sexuales, los cromosomas se emparejan e intercambian información en un proceso llamado «recombinación genética». Esta mezcla de información es una de las claves que la herencia sea tan variable. Hay, sin embargo, un par de excepciones a esta regla: el cromosoma Y, que se hereda prácticamente sin recombinar por línea paterna, y el ADN mitocondrial, que se hereda íntegro por línea materna. Estudiando las mutaciones se puede elaborar un árbol genealógico de la humanidad de decenas de miles de años. Los resultados muestran que todos los humanos actuales procedemos de un antepasado común de unos 100.000 años aparecido en África. Nuestra historia se caracteriza por una sucesión de migraciones a partir de las cuales fuimos ocupando progresivamente los cinco continentes y nos fuimos diferenciando en los pueblos actuales.